a a

 

Icono flecha Inicio Icono flechaCuadernos de viaje: Índice
Contacto
 

Febrero - 2020

Desplegar lista y seleccionar destino
 

     
 
     
 
 
   

01/02/2020

Recife / Fortaleza (Brasil)

 

Cambio de zona para lo que hemos cogido un vuelo de la aerolínea "Latam" con destino a "Fortaleza" y como no daba tiempo para movernos viendo cosas de la ciudad, hemos aprovechado para organizar la visita a "Jericoacoara", reservando asientos en el transporte y cogiendo el hospedaje.

Hemos venido al mismo hotel "Tulip Inn Fortaleza" en el que estuvimos hace 10 años, tiempo en el que ha ido también envejeciendo con un insuficiente mantenimiento, pero conservando una ubicación estupenda y muy valorada para acceder al paseo marítimo de la ciudad.

Una cena en una terraza con una estupenda temperatura nocturna, un coco y una caipiriña han puesto fin a este tranquilo día de pura transición. Mañana recorreremos la ciudad aprovechando alguna playa cercana para darnos un chapuzón, porque a determinadas horas del día se hace imposible pisar asfalto y hay que recurrir al mar o a la piscina.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

02/02/2020

Recife / Fortaleza (Brasil)

 

Hoy ha amanecido lloviendo y hemos organizado unas visitas a los lugares recomendados de "Fortaleza" que son muy pocos y primero nos hemos acercado al llamado "Centro de Turismo" para recabar información, pero lo que hemos encontrado ha sido una especie de mercadillo muy cutre que al estar pegado a una estación de autobuses, recibía mucho público que compraban baratijas de recuerdo.

Recurriendo a la información que llevábamos sacada de "Lonely Planet", nos hemos acercado al "Mercado Central" que aparece en las guías como un lugar imperdible. Pues bien, si de donde veníamos era un mercadillo, éste se podía considerar como mercado por sus dimensiones, pero igual de cutre, por lo que no habremos estado ni diez minutos.

Como el tiempo iba mejorando, nos hemos animado a ir a una playa considerada según las guías como la mejor de "Fortaleza" y casi de todo "Brasil". Otra decepción, la playa se llamaba "Do Futuro" y su paseo estaba llena de pequeñas casas desconchadas, una carretera con los adoquines levantados y demás, por lo que ¡¡¡de futuro!!! poco le queda a esa playa.

Visto lo visto, hemos vuelto al hotel a dejar el coche en el garaje e ir a la playa de enfrente llamada "Mansa", en la que se apelotonaba una marabunta de personas a la sombra de apretujadas sombrillas con mesas y sillas para realizar su hobby de fin de semana, comer y beber en la playa.

Nosotros hemos conseguido apartarnos un poco y disfrutar de tumbonas, baños y comida de los tradicionales vendedores de huevos de codorniz ( 30 por 1,5€) y gambas, éstas mucho peor porque llegaban a la mesa resecas de una excesiva cocción más la acción de pasearlas por la playa bajo el justiciero sol brasileño. Al final se ha arreglado bastante el día, terminándolo con unas caipiriñas y buenos platos de carne en el mismo restaurante de ayer llamado "Geppos".

Mañana, visitaremos la costa sur de "Fortaleza", parando en las playas de: "Morro Branco", "Das Fontes" y llegando a "Canoa Quebrada" donde pernoctaremos.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

03/02/2020

Morro Branco / Canoa Quebrada (Brasil)

 

Con una bolsa y una mochila y dejando las maletas en el hotel de estos días al que volveremos mañana, salíamos en coche en dirección sur hacia la costa para visitar en primer lugar, unos acantilados de arenisca de varios colores que caen a la playa en "Morro Branco", a unos 80 km. de "Fortaleza".

Hemos tardado algo más de hora y media y no porque la carretera fuese mala ni mucho menos, sino que había muchos tramos de velocidad máxima de 60 km/hora y en ningún momento la velocidad podía sobrepasar los 80 km/hora. Los numerosos radares que controlan el tráfico han hecho que el viaje haya sido aburrido, porque tampoco tiene un tráfico denso, al menos hoy lunes y contar con 2 carriles por dirección daba para ir mucho más rápido.

Al llegar, hemos parado a preguntar a una señora que estaba esperando algún autobús, donde se encontraban los acantilados o falésias de colores como se llaman aquí. Nos ha dicho que ella se dirigía en esa dirección y que si la acercábamos en el coche podría decirnos mejor donde estaban situadas. Cuando nos aproximábamos han intentada pararnos varios jóvenes asegurándonos que no íbamos por el camino correcto, porque lo que querían eran llevarnos hacia una estación de buggies para que contratar un servicio que te lleva por la playa para verlos. La señora nos ha llevadó hasta casi la entrada a los acantilados en donde un agradable joven se ha ofrecido a hacernos de guía a cambio de la voluntad.

El paseo ha durado algo más de una hora, viendo unos bonitos paisajes de curiosas formaciones de arena calcárea de diferentes colores que la erosión del viento y lluvia configuraba constantemente, llevándose más de una edificación construida en su momento y otras en venta esperando deshacerse de ellas antes de que se derrumben.

Después hemos continuado viaje durante algo más de otra hora, para hacer los 80 km. restantes hasta "Canoa Quebrada", quedando atascados en la arena por un error en la ruta del GPS y al intentar llegar a uno de los hospedajes que teníamos referenciado, en donde nos han tenido que ayudar a sacar el coche de la arena.

Al final hemos cambiado de hospedaje por el "Ravenala Hotel Boutique", un nuevo y moderno hotel con buenos precios y cercano a la playa, a donde hemos ido a darnos una baño y a comer en un chiringuito. Allí se ha acercado un vendedor de bebidas con un "sistema ecológico no contaminante", como se indicaba en el carrichoche tirado por un burro, que se nos ha parado delante y un largo y fuerte rebuzno nos ha anunciado que estaba allí para ofrecernos lo que necesitásemos.

Por la tarde y después de un buen baño en la piscina del hotel, nos hemos acercado a la llamada "Passarela", un corto paseo con un mirador sobre otros acantilados, pero más pequeños que los de "Morro Branco" y que estaba cerrado por falta de mantenimiento. ¡¡¡ Vamos !!!, que se debía estar cayendo por la erosión igual que las casas que habíamos visto por la mañana.

"Canoa Quebrada" no nos ha gustado nada, porque pensábamos que era como un pueblo con servicios de cierta categoría como los de "Porto de Galinhas" en "Recife" y hemos encontrado una calle denominada "Brooklyn", mucho nombre para tan pobre lugar.

Mañana volveremos a "Fortaleza" para el iniciar la visita de 4 días a "Jericoacoara" el día siguiente.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

04/02/2020

Canoa Quebrada / Fortaleza (Brasil)

 

Cuando nos hemos despertado caía agua como si nunca lo hubiese hecho y durante toda la mañana en el viaje de vuelta a "Fortaleza" han caído auténticos chaparrones que encharcaban el asfalto creando balsas de agua y haciendo muy peligroso conducir un coche pequeño de ruedas minúsculas como el que llevábamos. Así que nos lo hemos tomado con calma para no correr riesgos.

Al mediodía entregábamos el coche en la compañía "Unidas" porque mañana nos iremos en autobús a Jericoacoara y no necesitamos vehículo, volviendo en taxi al mismo hotel "Tulip Inn Fortaleza". Como teníamos que esperar hasta las 14 H. para hacer el check-in, hemos bajado a la playa porque parecía que el tiempo iba a mejor, pero antes de llegar ha caído otra tromba de agua, que nos ha obligado a ir a un restaurante para comer algo, en lugar de picar, los huevos de codornices y otras cosas de los vendedores de la playa.

A la vuelta al hotel después de comer, nos han dicho en recepción que nos daban una habitación mejor que la que nos habían dicho en un principio. La señorita que nos había atendido al venir del aeropuerto lo ha hecho de forma poco amable, llegándole a decir que íbamos a cancelar la siguiente reserva que teníamos para la vuelta de "Jericoacoara", porque ya nos habíamos hospedado antes y no se estaban portando bien con nosotros. Lo de cancelar ha sido ¡¡¡ un farol !!!, porque nos interesaba este hotel para dejar las maletas hasta la vuelta dentro de cuatro días, y poder marcharnos ligeros de equipaje, con las mochilas y alguna bolsa para un poca ropa. El caso es que la queja ha surtido efecto y estamos en una habitación recién pintada y con buenas vistas a la playa.

Continúan cayendo continuos chaparrones y lo malo es que las predicciones para los siguientes días es de lluvia al sitio al que vamos, pero como el tiempo cambia mucho aquí, esperemos que nos de una tregua y disfrutar de "Jericoacoara".


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

05/02/2020

Fortaleza / Jericoacoara (Brasil)

 

Otra decepción más en este viaje y parece que el problema lo tenemos nosotros. Esperábamos que la esencia de Brasil que tanto nos gustó cuando vinimos en el año 2010 no habría cambiado, pero si que lo ha hecho y mucho. Lo hemos visto hoy al llegar "Jericoacoara", un lugar idílico con el que nos quedamos entusiasmados y con muchas ganas de volver, pero que hoy al verlo de nuevo, no lo reconocíamos. Totalmente masificado por el turismo, ha desaparecido todo lo bueno que tenía de lugar escondido, de difícil acceso y en donde te podías refugiar y disfrutar de su espléndida naturaleza, rodeado de lugareños con los que lo difícil era no intimar por su gran amabilidad. Los restaurantes familiares en los que te preparaban el pescado cogido en el día han desaparecido, las pousadas regentadas por los autóctonos han sido o sustituidas por las cadenas hoteleras, y las personas conocidas han debido emigrar al perder sus negocios.

Tal vez sea que 10 años es mucho tiempo e inocentemente pensábamos que podíamos encontrar el "Jericoacara" de entonces, con algún pequeño cambio, pero ahora deberían cambiarle hasta el nombre, para que perdurase el recuerdo del auténtico pueblo de "Jeri". Lo único que ha perdurado ha sido una caterva de viejos hippies que ya estaban entonces y no han evolucionado, intentando vender las mismas manualidades de hace 50 años.

Hasta la forma de llegar, ha cambiado. El curioso camión 4W4 que enlazaba con los autobuses para atravesar las dunas y llegar al pueblo, ha sido sustituido por una remesa de coches capaces de transportar mucha más gente, en menos tiempo y llenar la nueva infraestructura de hospedajes que se ha creado.

Aunque la entrada ha sido decepcionante y el tiempo hoy ha sido lluvioso, esperemos darle la vuelta al tema porque estaremos tres días aquí, por lo que buscaremos la forma de pasarlos lo mejor posible.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

06/02/2020

Jericoacoara (Brasil)

 

Esta mañana después de desayunar en el bonito y agradable hotel "Samba Do Kite Pousada", nos hemos dirigido a la oficina de buggeiros, es decir, conductores de buggy, con el objetivo de encontrar a un simpático guía que nos llevó en nuestro viaje anterior durante los dos días que permanecimos aquí. Allí hemos preguntado por "Pitonho" que es como se llamaba y no le conocían, diciéndonos que los buggeiros cambian con frecuencia de trabajo o se marchan a otros lugares a prestar sus servicios, por lo que no queda nada de lo que vimos, salvo la gran duna "Por Do Sol" desde la que se pueden ver las puestas de sol .

Por la mañana ha hecho buen tiempo y hemos ido a la playa, pero al mediodía se han metido unos feos nubarrones y ha empezado a llover. De encontrar a "Pitonho" seguro que nos hubiese llevado a algún lugar nuevo, pero todas las excursiones que se ofrecen en las agencias ya las conocemos y tampoco nos apetece meternos en un grupo.

Por la tarde ha llovido y hemos aguantado en el hotel hasta que ha parado, saliendo a tomar nuestra caipiriña de cada día y cenando en un ambiente muy animado de este pueblo que parece estar siempre de fiesta. Un pueblo que no tienen ningún banco y cajero automático para sacar efectivo, aunque la mayor parte de las cosas se pagan con tarjeta de crédito. Así que ha sido día de tumbona y lectura, dando gracias a los ebboks que llevamos con cerca de 10.000 libros cada uno y que durante muchos años nos han prestado un gran servicio.

Mañana, en función de la meteorología decidiremos que hacemos, pero los ánimos siguen algo decaídos por la sorpresa negativa de este destino en el que se cumple el dicho de ¡¡¡ segundas partes nunca fueron buenas !!!.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

07/02/2020

Jericoacoara (Brasil)

 

Otro día igual al de ayer pero con mejor tiempo: algunos paseos por las arenosas calles de "Jeri", baños en un mar que tienes que entrar muchos metros para que te cubra hasta el pecho, una playa con arena de color tostada poco agradable de pisar, incómodas tumbonas para poder leer, y por último piscina en el hotel y más lectura. Unas actividades que a nosotros nos cansan y se convierten en dejar pasar las horas con poco interés.

Por lo menos el atardecer ha sido muy bonito y la duna "Por Do Sol" se ha llenado de gente para ver la puesta de sol. Una multitud ansiosa de disfrutar de unas imágenes típicas de "Jericoacoara".

Mañana nos quedará otro día igual a los anteriores antes de regresar a "Fortaleza".


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

08/02/2020

Jericoacoara (Brasil)

 

Hoy nos hemos levantado con otro ánimo, sobretodo Carmen, que de entrada me ha propuesto alquilar un quard y realizar algunos recorridos a nuestro aire. Así que después de desayunar nos desplazábamos hasta una agencia que los alquilaban. Cuando nos han explicado el sistema de tener que ir acompañados de un guía que nos iba a ir marcando el camino por delante, no nos ha gustado nada. Tal vez sea porque no se fían de que te pierdas, o también porque el alquiler de un quard normalmente presupone que quieres hacer un poco el loco por las dunas, lo que no es mi caso, porque estoy de conducir por lugares extraños y difíciles bastante harto y no le encuentro ninguna satisfacción, pero el caso es que para que lo que queríamos nosotros de dar una vuelta a nuestro aire, este sistema no nos lo permitía, por lo que no hemos alquilado nada.

"Carmen" que como se suele decir hoy estaba ¡¡¡ en vena !!!, me ha propuesto marcharnos andando hasta una de las atracciones de "Jericoacoara" llamada "Pedra Furada" y que ya la conocíamos de haber estado la vez anterior, pero hoy quería ir andando y como hacía un día sin sol y sin calor, hemos echado a andar por la playa. A partir de un momento hemos subido por una pequeña duna y bordeado la costa con un bonito paisaje. Hora y media después llegábamos a nuestro objetivo en el que había bastante gente que había ido en buggy y hasta en carro de burros, ya que es uno de los clásicos destinos de las excursiones de día.

La tarde ha sido de piscina y lectura, pero al menos, hemos pasado una mañana muy agradable y el día se nos ha hecho más corto que los anteriores. Al atardecer como es lo habitual hemos bajado a la playa donde se reúnen los carromatos/chiringuitos en los que se preparan diversas mezclas de zumos y alcohol, además de unas estupendas caipiriñas que es lo nuestro. A nosotros las que más nos han gustado son las que prepara "Barraca do Luiz", con una perfecta proporción de: cachaza, limas y azúcar.

Mañana nos marcharemos a "Fortaleza" para preparar el principal objetivo de este viaje, la visita al Parque Nacional Marino y Patrimonio de la Humanidad, que es la isla de "Fernando de Noronha", cumpliendo así una meta que nos quedó pendiente en nuestro anterior viaje a "Brasil".


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

09/02/2020

Jericoacoara / Fortaleza (Brasil)

 

Día de transición pasándolo de viaje para hacer 350 Km. Esto es "Brasil" y el ritmo en todo es cadencioso o mejor dicho, para nosotros irritantemente lento.

A las 9 de la mañana teníamos que salir de "Jericoacoara" en un 4W4 con una capacidad de 15 personas, pero ha venido a las 9 y media, con toda la parsimonia del mundo. Nosotros pensábamos que iba a ser igual a cuando estuvimos antes, es decir, llegar a "Jijoca" y coger el autobús con destino a "Fortaleza" calculando aproximadamente 5 horas en total. Pues bien, el 4W4 se ha dirigido a un lago con un restaurante en el que nos han dicho que teníamos que esperar un par de horas, haciendo tiempo a que llegase el autobús de "Fortaleza". Eso sí, podíamos bañarnos en el lago mientras tanto, pero realmente era muy poco apetecible.

Pasadas 2 horas y media después y aburridos de leer, montábamos de nuevo en el 4W4 para ir a "Jijoca" y coger el autobús, que todavía no había llegado. Otra hora y media de espera y 4 y media más de viaje hasta "Fortaleza", entrando a las 6 y media en la ciudad y comenzando el reparto de la gente por los hoteles. Como es natural, nuestro hotel era el último del itinerario en el que entrábamos a las 8 menos cuarto de la noche cerrada.

Vamos como para pegarse un tiro si no eres brasileño, porque nadie se puso nervioso, tomándoselo con una infinita calma y esperando a que se cambiaran de ropa de baño, que volvieran cuando íbamos a salir, porque se habían olvidado una chaqueta, pasgasr la cuenta del bar, cuando se supone que ya salíamos, etc. etc, etc,.

Una crónica que ha puesto fin a uno de esos viajes que no entiendes como lo has hecho para que saliera tan mal. Esta segunda visita a "Jeri" ha borrado el recuerdo idílico que teníamos de él.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

10/02/2020

Fortaleza / Fernando de Noronha (Brasil)

 

Si el día de ayer fue malo, el de hoy no le ha ido a la zaga. Un vuelo con escala en "Recife" que después de recoger más pasajeros nos ha llevado hasta el archipiélago de "Fernando de Noronha", nos recibía con auténticos aguaceros y una imagen lejos de isla idílica, que veníamos buscando.

Después de pagar una importante ecotasa de turismo en el aeropuerto, que conforme bajabas del avión te obligaban a rellenar un impreso de entrada a la isla y te controlaban el pago, nos hemos montado en un autobús que hacía de transfer e iba repartiendo al personal por los hospedajes. Una vez más hemos sido los últimos en llegar a nuestra pousada y bajo una lluvia torrencial corríamos con las maletas por la hierba hasta la puerta de una diminuta cabaña en la que nos esperaba su propietaria.

En cuanto hemos llegado y visto donde nos íbamos a meter y que no teníamos sitio ni para abrir las maletas, le hemos puesto pegas a la propietaria, porque en Internet se veía otra cosa diferente a la realidad. Al estar alejado del centro del pueblo y no tener wifi, le hemos dicho que para nosotros era primordial este servicio porque llevábamos tiempo de viaje. Ella se ha dado cuenta de que lo que nos ofrecía no era lo que queríamos y sin cobrarnos la reserva hecha, ha llamado a un taxi para que buscásemos otro alojamiento más adecuado a nuestras exigencias.

El joven taxista nos ha llevado a una pousada llamada "Germana" perteneciente al grupo de "Pousadas Noronha" en donde hemos cogido una habitación muchísimo mejor y con wifi en lugares comunes, pero a precio de hotel "Hilton". Esta isla es carísima en todos los sentidos y veremos si mejora el tiempo y consigue convencernos de que lo que mucho que pagamos tiene su contrapartida en la belleza que se le presupone.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

11/02/2020

Playa de "Cacimba do Padre" en Fernando de Noronha (Brasil)

 

Parece que empezamos a reconducir esta visita a la famosa isla de "Fernando de Noronha". En cualquier caso hay que decir que los precios son abusivos y que los extranjeros debemos de pagar al menos los hoteles más del doble que los brasileños. Esta mañana en el desayuno miraba a todos los que llenaban el comedor y no entendía que esas personas se pudiesen permitir pagar los precios de 220€ la noche que nos cuesta a nosotros, porque eran parejas jóvenes, cuadrillas de adolescentes y también familias con niños. Si además le añadimos que el cambio de divisa para nosotros los extranjeros en la actualidad es muy bueno, no se entiende que el bolsillo de los nacionales pueda soportar unas vacaciones tan caras. El transporte público por lo que hemos visto sólo lo pagamos los de fuera y todo está preparado para que gasten los turistas hasta dejarlos sin blanca. Desde que entras en las isla, empiezas con el pago de la ecotasa, unos 100€ por persona, después la entrada al Parque Nacional, otros 50€, alquilar un coche más de 80€ y así sucesivamente.

Hoy nos hemos propuesto darle la vuelta como fuera a nuestra apatía de ayer y como ha mejorado el tiempo, hemos organizado los dos próximos días, contratando unas excursiones para conocer la isla tanto por tierra como por mar. Aunque preferimos andar solos a nuestro aire, hemos comprobado que la infraestructura de carreteras es muy básica y enseguida requieres buggies o 4W4 para llegar a lugares con difícil acceso.

Así que resueltas las visitas de mañana y pasado, hemos cogido un autobús público para ir a una playa llamada "Cacimba do Padre", que ha resultado ser una preciosidad, con una combinación de rocas y arena y un mar bastante bravo en el que se estaba realizando un campeonato de surf,

Al mediodía hemos vuelto al pueblo para comer y descansar un rato de las horas de calor y por la tarde al ver que podía darse una puesta de sol, cogíamos de nuevo el mismo autobús de la mañana y volvíamos a la misma playa, porque habíamos visto en una información que era el mejor lugar para contemplar los atardeceres.

Y la verdad es que nos ha obsequiado con una curiosa y maravillosa forma de ocultarse el sol por detrás de las rocas llamadas "Los dos hermanos".

Mañana conoceremos toda la isla porque saldremos en un tour a las 8 de la mañana y volveremos a las 6 de la tarde, tiempo más que suficiente para ver lo mejor de la isla de "Fernando de Noronha".


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

12/02/2020

Recorrido por la isla de Fernando de Noronha (Brasil)

 

Hoy sólo con media hora de retraso salíamos en un coche 4W4 preparado con asientos en la caja exterior, para realizar un recorrido por los principales lugares de la isla. Formábamos un grupo de 8 personas más el guía/conductor, todos ellos brasileños de diferentes partes del país. Con quienes hemos tenido más temas de conversación ha sido con una pareja de la zona del "Pantanal" y concretamente de "Campo Grande", ciudad en la que estuvimos cuando visitamos la zona de "Mato Grosso do Sul".

La primera visita ha sido a la playa "Sancho" de la que dicen que es la más bonita del mundo. Lo que se dice bonita, si es, pero lo que para nosotros la hace especial son otras dos cosas: Los tiburones y el acceso a la playa.

Cuando nos acercábamos a la playa por un camino del Parque Nacional, hemos vimos desde una zona alta, tres grandes tiburones que con el agua cristalina se identificaban perfectamente y como llevábamos equipo de snorkel, le hemos preguntado al guía si nos íbamos a meter en el agua con los bicharracos que había. Él no les ha dado importancia diciéndonos que no se acercaban a la orilla, cuando una de las fotos que he sacado se le ve a uno de ellos casi rozando la arena de la playa. Como el resto del grupo, bien porque eran de zonas del interior del país o que dominaban muy bien el riesgo de nadar cerca de tiburones, no han dicho nada, hemos pensado que serían de algún tipo de especie a la que les asustan los humanos y no hemos continuado con el tema del riesgo.

La otra curiosidad ha sido, que cualquiera no puede acceder a esta playa porque no hay camino, y unicamente se puede llegar bajando por una escalera metálica de mano, con dos tramos y empotrada entre grandes peñascos, lo que hace que tenga que funcionar un horario para subida y bajada, con los consiguientes atascos por las condiciones físicas de cada uno y el tiempo que necesita para avanzar en esas condiciones.

Al final hemos conseguido llegar a la playa, que tenía fuertes corrientes y darnos un simple baño en la rompiente de las olas, por si acaso, sin que nadie se adentrase en el mar para hacer snorkel, supongo que por el riesgo de los escualos.

Las siguientes visitas han sido: Bahía Porcos y Playa de Sueste, en la que hemos hecho snorkel con un fondo muy feo que recordaba a los tonos incoloros del Mediterráneo y en donde hemos visto varias grandes tortugas, algunos peces de buen tamaño y una langosta, pero como el entorno marino no era nada agradable, no transmitían una especial vida marina.

Antes de ir a comer, nos hemos acercado ver una preciosa playa llamada "Leao" en la que estaba prohibido bañarse por sus fuertes corrientes, pero con un precioso paisaje en las que se habían formado unas pequeñas piscina naturales.

La comida ha sido en uno de los muchos restaurantes que hay en la isla, todos iguales en cuanto a tipo de gastronomía, elevados precios, pescado de poca calidad y muy cocinado que empeora además su textura.

Por la tarde hemos continuado por el norte, en la zona de "Air France", la menos interesante de la isla y desplazándonos después, a la playa de Cacimba do Padre" en la que ya estuvimos ayer y en la que continuaba el campeonato de surf.

Por último el fuerte de "Boldro", como lugar para ver la puesta de sol que hoy no ha habido, pero que no nos ha importado porque la disfrutamos ayer.

Mañana tenemos el tour en barco, para tener otra perspectiva de la isla desde el mar y disfrutar de estas bonitas playas.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

13/02/2020

Mirador Caracas / Bahía de Sueste en Fernando de Noronha (Brasil)

 

Hoy temprano nos iban a venir a buscar para hacer la excursión en barco que habíamos reservado, pero como ha amanecido lloviendo y sin visos de cambiar, nos hemos levantado y acercado a la oficina de "Noronha Tour", para informarnos de si podíamos cambiar la reserva para mañana. No nos han puesto ninguna pega por lo que hemos cambiado el plan de mañana por el de hoy.

Un par de horas después cuando ha parado de llover, cogíamos el autobús de línea para desplazarnos hasta el sureste de la isla, en donde comenzaba una pequeña caminata hasta el extremo final de tierra en donde había un mirador llamado "Caracas". Como sabíamos que iba a llover en algún momento, llevábamos los pequeños paraguas plegables y chanclas para no manchar de barro las zapatillas que habitualmente utilizamos para andar. Después de la nefasta experiencia de anteayer que las usamos para ir a ver la puesta de sol y encontramos un camino tan embarrado que después nos llevó mucho tiempo el limpiarlas, hoy hemos preferido mancharnos los pies que cuesta menos limpiarlos.

En esta isla sólo hay una carretera asfaltada que la recorre de norte a sureste por la parte central, siendo el resto de infraestructura vial de tierra y piedras, por lo que cuando llueve y parece ser por lo que llevamos aquí, lo hace muy a menudo, los caminos se encharcan de barro por la cantidad de buggies que circulan, y resulta casi imposible de utilizarlos andando.

Hoy mismo, realizar la caminata ha sido un auténtico suplicio y yo he acabado andando descalzo, porque se iba formando una capa de barro en las suelas de las chanclas que cuando no patinabas, te hundías con ellas pegándose al barro y no pudiendo despegarlas.

Todo esto para llegar al final a un mirador, que no tenía gran cosa que mostrar.

De vuelta nos hemos desviado hacia otro lugar que fue un antiguo fuerte del que sólo quedan un par de cañones oxidados, pero que tenía una preciosa vista de la bahía de "Sueste". Una bahía en la que ayer hicimos snorkel y vimos algunas tortugas en un fondo marino muy feo. Si embargo el paisaje exterior muestra una serie de grandes peñascos en el horizonte: "Morro de Madeira", "Morro de Chapeu", "Isla Cabeluda" y "Morro do Frade".

Terminábamos la caminata en la playa de ayer para limpiarnos el barro. Nada más terminar ha comenzado a llover y nos hemos metido en el autobús que llegaba en ese momento, para volver al pueblo principal en el que nos hospedamos.

Esperemos que para mañana que será nuestro último día en "Fernando de Noronha", mejore el tiempo y podamos hacer lo que teníamos previsto para hoy, ver la isla desde el mar.


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

14/02/2020

Costa noroeste en barco (Brasil)

 

Ayer tuvimos buen ojo para cambiar por hoy la excursión en barco, porque ha hecho un día bastante bueno y ha lucido el sol durante un buen rato de la travesía. Lo que no hay forma de cambiar en este país es el tener que esperar para todo y además sin saber cuanto va a ser el retraso. Hoy habíamos quedado a las 7 y media de la mañana para salir en barco y eran las 9 cuando embarcábamos.

Nosotros siempre estamos puntuales a la hora que nos marcan, pero te das cuenta que somos los únicos que parece ser que cumplimos los horarios y simplemente lo hacemos por respeto a los demás, que no tienen porqué soportar esperas innecesarias por nuestra culpa. Mientras esperábamos, me venía el pensamiento de qué pasaría si Brasil tuviese que entrar en una guerra, como se organizaría para responder a tiempo a un ataque, con esta ¡¡¡ pachorra !!! como llamamos en mi tierra a lo que tiene la gente que para mover un pie tiene primero que avisarle para que se prepare. Está claro que las reacciones rápidas no pueden ser su punto fuerte.

Cuando por fin hemos conseguido salir del puerto, nos han llevado a dar una vuelta por las llamadas "Islas Menores". Una serie de peñascos sin habitar salvo por las aves marinas y que no tenían ningún interés.

Seguidamente hemos bordeado las costa noroeste de la isla pasando por delante de las playas y bahías ya conocidas de días anteriores, de haber ido por tierra. Hoy hemos tenido otra perspectiva de: Praia do Cachorro, Praia Conceipcao, Praia Americano, Praia Cacimba do Padre, Baía do Porcos y Praia Sancho, en donde hemos parado para hacer snorkel. Nosotros sólo nos hemos dado un baño porque este fondo marino nos parece insulso y poco llamativo. Mientras esperábamos se nos ha acercado el timonel y hemos hablado durante un buen rato de lo que nos parecía esta isla y lo cara que era, comentándole que había que tener cuidado con abusar de los precios, si sólo das a cambio lo que la naturaleza te ha regalado y sin tener en cuenta temas de infraestructura y servicios que deben acompañar a la oferta turística, y que es lo que ocurre aquí. Le hemos puesto el ejemplo de Islandia, que ya está sufriendo un importante descenso turístico por este motivo, con graves perjuicios para su economía.

Él estaba de acuerdo y nos ha peguntado los precios que pagábamos, quedándose asombrado, y es que parecemos una ONG que ha venido a sufragar los costes de la isla en general y sin que se aprecie donde va el dinero, porque la gente local no parece que llegue a ser ni de clase media.

Un día sin más, en el que sólo ha cambiado la perspectiva desde donde se veían los mismos lugares que en días anteriores.

Mañana cogeremos un vuelo de vuelta al continente para seguir nuestro itinerario, esta vez por la zona de "Búzios", al norte de "Río de Janeiro".


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------

15/02/2020

Fernando de Noronha / Río de Janeiro (Brasil)

 

Día dedicado a los aviones de la compañía aérea "Azul" para volver de la isla de "Fernando de Noronha" al continente y llegar a "Río de Janeiro". Tres aviones han sido necesarios lo que nos ha llevado todo el día, haciendo dos escalas en "Recife" y "Sao Paulo" con muy poco tiempo de espera entre aviones.

Al atardecer llegábamos al aeropuerto de Santos Dumont en Río y andando nos hemos ido al cercano hotel "Ibis Río de Janeiro Santos Dumont". La nota destacada ha sido que hemos vuelto a los precios normales, Tanto en los hoteles como en la cena de un salmón, que nos ha costado menos de la mitad de lo que pagamos en "Fernando de Noronha".

Mañana cogeremos el coche que tenemos reservado en la compañía "Unidas", que es la que mejor nos oferta y marcharemos a "Búzios" para estar unos días visitando esa costa norte de "Río".


arriba
--------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
 
     
 
     
<<<< Anterior

© Comunicándomelo
Volver